Mostrando entradas con la etiqueta Siena. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Siena. Mostrar todas las entradas

Collage con Acuarela

Si el lugar te parece oscuro, pinta una lámpara. Macarena Márquez.


Busqué el periódico por todos lados. Lo quería en papel para proteger la vista, mi más eficaz ventana al mundo. Ese día no quería leer en digital. Pero no tenía un quiosco ni una tienda de prensa cerca, así que me lo inventé. Lo pinté. Y también encendí mi lamparita, a pesar de que la tenía a 700 Kms.

¡Para un pintor todo es posible!

Material empleado:

Papel para Acuarela de gramaje 300g/m2. Grano grueso. Medio pliego.42x59 cm.
Spray Adhesivo Reposicionable
Cutter
Papel de periódico/revistas

Acuarela en pastilla:
Amarillo Cadmio Claro – Cadmium Yellow Pale Hue
Siena Tostada – Burnt Sienna
Ocre Amarillo – Yellow Ochre
Sombra Tostada – Burnt Umber
Carmín de Alizarina – Alizarin Crimson Hue
Azul Ultramar Oscuro- Ultramarine Deep
Azul Ultramar Claro - Ultramarine Light
Gris Payne – Payne´s Grey
Plata – Acuarela metálica - Silver (para firmas)
Café soluble: Nescafé Descafeinado

Pinceles:
Plano del 10, 12, 20, 24
Redondos del 18
Rigger

Collage con Acuarela - EL PAÍS

Por favor no me posicionéis por leer un periódico. Eso es muy fácil. Pero simplista. Este periódico me gusta. Me empecé a desarrollar como persona al mismo tiempo que él como periódico. Crecimos y crecemos juntos. Solo eso. Con todo, no es algo estanco. Los únicos compartimentos estancos en los que me gusta verme son los pocillos de los colores de acuarelas.

Imaginé mi rincón, con su lámpara roja encendida y una cabeza de Atenea de terracota que me traje de Roma medio saliendo de la penumbra. La lamparita iluminaba de forma precubista parte del espacio. Y eso reproduje: La atmósfera, el espacio que se concentra en torno a esa luz de siempre.

En este tipo de pintura no es el realismo lo que prima, sino la temperatura, el ambiente que quise traer hasta mí.

Es un ejercicio que aconsejo. Si algo os gusta, si de vez en cuando os ensoñáis con una o mil imágenes -a cualquier artista visual le sucede-, traedla a vosotros, plasmar esa ensoñación sin poneros barreras, tal y como sale. No tened miedo a que guste o no, a que os encasillen o no. Sed libres para pintar.

Proceso

1.     Dibujar en cuatro líneas nuestra composición situando objetos y teniendo en cuenta las luces. La línea de luz que irradia la lámpara está dibujada desde el principio. Sabía lo que quería ver.

2.    Pintar la cabeza de Atenea con Ocre Amarillo y Siena Tostada. Una vez seca, daremos una segunda capa, pero ya sólo en la parte de la cabeza que queda en la sombra. Aquí aplicaremos Sombra Tostada.

3.    Recortamos con un cutter un trozo de texto y lo pegamos con pegamento en spray. No pegar con otro tipo de pegamento, porque dejará bolsas. Lo recomiendo para todo tipo de collage.

4.    Damos una veladura de gris formado con Azul Ultramar y Siena tostada a parte del texto.

5.    A mano alzada, con pincel, pintamos las letras del logotipo, en este caso El País, con Gris Payne. No es un diseño, es una composición libre basada en el periódico realizada con acuarela, por lo que no quiero copiar exactamente. Las he recreado sin apartarme de su entidad de su self, que me encanta.

6.    Con Nescafé, al que añadiremos unas gotas de agua y un poco de Amarillo, daremos una primera capa a todo el pie de la lámpara.

7.    Con Amarillo Cadmio Claro daremos una veladura muy aguada a la parte superior de la pantalla de la lámpara. Dejar secar perfectamente.

8.   Con Carmín de Alizarina, pintaremos la pantalla. La parte central tiene una capa menos de Carmín, como se puede observar.




Collage con Acuarela. Detalle. www.macuarela.com


9.    Mientras seca, hacer un gris bastante saturado con Azul Ultramar y Siena Tostada. Hacer bastante cantidad en este caso, pues estamos trabajando en medio pliego, la superficie es amplia, y no nos gustaría quedarnos sin pintura a mitad de veladura. Aplicar por encima incluso de la cabeza de Atenea (sólo la parte que queda en penumbra) Al dar la pincelada de una veladura, no es bueno titubear. Dad con seguridad.

10  Volver a aplicar Nescafé con escasa agua en las pinceladas del cuadrado frontal del pie de lámpara tal y como se observa en la imagen.

11.  Volver a aplicar ese mismo Nescafé sobre el carmín de la pantalla. En los laterales, lleva más de una capa. Dejar secar perfectamente.

12.  Pintar el cable de la lámpara con Gris Payne. Son dos capas. Dejar blancos entre el cable y el pie de lámpara. Es un recurso muy acuarelístico con resultados muy impactantes.

13.  Pintar la parte izquierda al lado de la lámpara con Azul Ultramar Oscuro, al que se le ha añadido una gota -mínima- de carmín, y una gota -también mínima-, de Siena Tostada.

14.  Dibujar con pincel redondo del 6 las líneas que podéis observar. Lo he hecho con Sombra Tostada.

15.  Antes de firmar comprobé que me había caído dos gotas de agua sobre la zona de penumbra superior. Quedaban bien, así que no hice nada por arreglar. Hay que dejar que agua y colores nos sorprendan. Eso siempre.

16.  Firmad

¡Ya lo tenemos!

Si vuestro rincón de lectura no viene a vosotros, id vosotros a él.

Bicromía

Bicromía.

Mujeres de Tahití de Gauguin por Julio Sendino

 http://www.juliosendino.wixsite.com/visual

Lo primero, tendríamos que preguntarnos: ¿Qué es bicromía?


La RAE define el término como: Impresión a dos colores, y, ateniéndome a esta definición, os propongo un ejercicio, que, aunque os pueda parecer simple, es todo un EJERCICIO con mayúsculas con el que aprenderéis a reducir colores, planos y luces y acrecentaréis vuestra capacidad creativa. Y, si no, que se lo digan a Julio Sendino, pintor contemporáneo vallisoletano del que os dejo su página web y al que os animo a seguir.

Conocí a Julio en el año 2010 en Valladolid. Yo daba clases especializadas de Acuarela y él vino a apuntarse. Allí entré en contacto con personas que no he olvidado, con artistas que ahora tienen la pintura a la Acuarela como línea de expresión, algunas de ellas de una talla considerable en un mundo muy competitivo. De todos ellos me siento orgullosa. 

<alt="Bicromia"/>
Mujeres de Tahití de Paul Gauguin - Versión en Acuarela de Julio Sendino

Pero estaba hablando de Sendino.

El vino a mis clases como alumno. Hasta aquí, pintaba óleos y era autodidacta.

Nada más observar sus primeras acuarelas, siendo una persona de las que podrían abundar más, que nada en el silencio, sin andantes maestosos de ningún tipo pudiéndoselos permitir, me di cuenta de que tenía que crear para él un guion especial, que se saliera de la línea habitual de enseñanza del método de la Acuarela. Estaba ante todo un artista. Y un artista que sabía llegaría lejos, como así está siendo y será.

Lo más curioso es que el primer día le mandé este ejercicio, que os muestro, todos los alumnos intentaban transcribir -en clave de acuarela- el óleo de Paul Gauguín: Las mujeres de Tahití. Transcribir un óleo al lenguaje de la Acuarela no es tarea fácil. El óleo es todo un universo de colores no traslucidos, que se trabajan y rebajan con blanco, sobre los que se puede insistir sin temor a estropear por tener un tiempo de secado considerable. La acuarela, por el contrario, es otro mundo, en el que, o no se trabaja con blanco -la luz es el blanco del papel-, o se trabaja con blanco mínimamente. Además, al pintar con acuarela, como el soporte es papel, aunque sea de alto gramaje no se puede insistir.

Por tanto, mis queridos alumnos estaban aquel día en esa dificultad de transcribir, pero en multicolor.

Cuando llegué al sitio de Sendino, él no hacía nada. Había dibujado, pero sin atreverse a empezar. La mayoría había comenzado a trabajar, sobre todo los de nivel menor en esta técnica. La ignorancia siempre es atrevida. Y me encanta, porque ese atrevimiento es lo que nos hace pasar a un nivel superior en todas las facetas de la vida.

Cogí la pequeña caja de acuarelas de Sendino e hice que la guardara. Dejé en su mesa solo dos pastillas: El Azul Ultramar y el Siena Tostada.

Le dije:

Tienes que traducir el colorido de este cuadro de Gauguin a bicromía. Con solo dos colores, sin blanco y, a base de transparencias, deberás conseguir pintar este cuadro y que sigamos en la playa.


Mujeres de Tahití - Paul Gauguin

Julio se quedó callado. Pero no alegó ninguna dificultad. A pesar de empezar con el mundo de la acuarela, se puso a ello.

El resultado lo tenéis aquí.

El ordenador puede reducir a grises, pero no con esta sutilidad de tonos, con este arte y esta personalidad artística de música callada -como decía Juan de la Cruz- de Julio Sendino. Es un orgullo que tus alumnos te enseñen. Le he pedido a Sendino que me conceda una entrevista en que nos cuente su experiencia actual. Julio está trabajando y descubriendo la encáustica, una técnica milenaria elaborada con cera de abeja de la que espero nos hable pronto.

Material empleado:

Papel para Acuarela de gramaje 160g/m2. 14,8x21 cm.

Acuarela en pastilla:


Siena Tostada – Burnt Sienna

AzulUltramar Claro - Ultramarine Light

Pinceles:

        Plano del 10

        Redondos del 4, 6 y 8

        Rigger

Gracias, Julio Sendino, por haber podido abrirte la puerta al universo watercolor, y también por ser ahora tu aprendiz, aunque sea en la distancia. Te sigo. Y os animo a hacerlo. A veces tenemos la suerte, aunque no caigamos en la cuenta, de tener entre nosotros a un artista grande en desarrollo.

 Si quieres suscribirte a este blog, envía un correo a:

macuarela20@gmail.com 


Macarena Márquez Jurado

www.macuarela.com

Novela:La Cuestión 106

Novela: Con dos Rombos

El Fantasma de Cervantes

Blog: The places artists loved

 



ENTRADAS

La montaña de Cézanne que Picasso amó: Sainte-Victoire.

En el verano de 2021 fui a comprobar la fascinación que Cezanne sentía por la montaña Sainte-Victoire, hechizo que llevó a Picasso a comprar...