Boceto de viaje - Dublín

BOCETO DE VIAJE

Cuando voy de viaje, me ocurre a menudo que me fijo más en lo que hay alrededor de los monumentos que en el monumento en sí. Soy apasionada estudiosa de la Historia del Arte, y profundizo en lo que voy a conocer antes de conocerlo, sobre la mesa.





Material empleado:

Papel Acuarela. 14,8x21 cm. Gramaje: 160 gr/m2

Pastillas de Acuarela

Amarillo de Cadmio – Cadmium Yellow pale

Rojo de Cadmio - Cadmium Red

Rojo Coral – Coral Red

Ultramar Francés - French Ultramarine

Azul Ultramar – Ultramarine Blue

Pinceles:

Redondos del 12, 4, 2, 1

Bolígrafos de tinta líquida para Diseño Gráfico – 0.2 y 0.7 – Roller Pen

Para un artista, el hecho de viajar a menudo es descubrir paisajes, monumentos en sus lugares, atmósferas desconocidas, personas que miran, que comen, que hablan o escuchan. La mayoría de las veces escucho, pero el monumento en sí es algo que me sé de memoria. Las obras de arte están en las dendritas más profundas y alegres de mi cerebro. Entonces observo. A quienes escuchan, a quienes miran como yo. Y a la vez retengo cosas, o fotografío y después recreo, como hacen los escritores, los pintores y escultores, arquitectos e ilustradores, todos aquellos que nos dedicamos y amamos el mundo del Arte.

En este boceto todos miran, pero hay una mujer que se ha despistado y que se encuentra con quien hace la foto. El boceto es actual y muy simple. Se trata de recoger una instantánea, que, en vez de haberse hecho con una foto, se ha realizado con acuarela. Lo hice sentada tranquilamente en un banco, en verano del Norte de Europa.

El boceto es simple, pero el recurso pictórico no. Esto es lo que me gusta enseñar a ver. El que todos miren hacia un lado, y un personaje mire al espectador es algo que ya hizo Velázquez en Las Lanzas, y Goya en San Bernardino de Siena predicando ante Alfonso V de Aragón, lienzo que se conserva en la Basílica de San Francisco el Grande de Madrid. En Arte, es muy difícil innovar, aunque esto es algo que no todos aprecian. Pensamos que somos originales, y lo somos, pero el acerbo cultural, el armario de un artista, si no es profundo, revuelto y múltiple, a veces puede contribuir a que se desvanezcan registros. Esos registros son importantes a la hora de expresar cosas, de recrearlas.

Aquí no he sido original ni contemporánea, aunque el boceto es de estilo contemporáneo. Es decir, la forma, el estilo es contemporáneo, pero no los recursos. Esos recursos los he extraído del armario de lo que conozco, del Arte y sus maestros mientras todos miran a algún lugar, en este caso era Dublín, el exterior de la universidad más antigua de Irlanda, El Trinity College.

El Trinity College de Dublín fue y será motivo de otros bocetos. Es un lugar telúrico que atrapa. Aquí de lo que he tratado es de reflejar un momento más que un monumento. Me encanta pintar personas. No me interesa tanto conocerlas como pintarlas. Aunque pintar, como escribir, es una forma de conocimiento. Gracias a que los he pintado, este momento y todos ellos están en la parte feliz de mi memoria.

 Proceso - Fotos del proceso paso a paso a continuación

  1. Hacer un dibujo muy elemental. Pongo todas las fotos a continuación del proceso.
  2. Dar una aguada azul con un pincel del número 12 a toda la masa de gente. Es la forma de no distraerse aun con detalles. Además, para las personas que se están iniciando, o que no dibujan muy bien, es la forma de no tener miedo a estropear nada. Empezar con un borrón de grupo. Lo que importa de momento es el grupo. Dejar secar.
  3. Pintar con colores más fuertes la figura que mira de frente. Apuntar algunas señas de identidad. Por simples que sean los bocetos, siempre hay algún detalle que identifica a las personas. En este caso es el corte de pelo tipo bloc, y las gafas de colores. Lleva dos. Eso es lo que he resaltado en este caso, pero puede ser una mochila, un sombrero, unos zapatos, una expresión distinta, una postura.
  4. Con tonos muy reducidos, apenas más azul ultramar, un poco de carmín y rojo de cadmio, ir plasmando las masas de matices del resto del grupo. Es importante utilizar tonos muy tenues, que nada sobresalga a excepción de lo que nosotros queremos que sobresalga. En este caso la mujer de las gafas rojas.
  5. Observad las fotografías, el proceso.
  6. Cuando seque, con un roller pen, siluetear contornos y firmar. Es interesante que esos contornos sean transgresores, que se salgan de las masas de color y sus formas definidas.







 

¿A que lo puedes hacer?

  

Si quieres suscribirte a este blog, envía un correo a:

macuarela20@gmail.com 


Macarena Márquez Jurado

www.macuarela.com

Novela:La Cuestión 106

Novela: Con dos Rombos

El Fantasma de Cervantes

Blog: The places artists loved

 

 

No hay comentarios:

ENTRADAS

La montaña de Cézanne que Picasso amó: Sainte-Victoire.

En el verano de 2021 fui a comprobar la fascinación que Cezanne sentía por la montaña Sainte-Victoire, hechizo que llevó a Picasso a comprar...