Mostrando entradas con la etiqueta Pinceles de Goma. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Pinceles de Goma. Mostrar todas las entradas

Caja de Nivea con Acuarela

El bote de Nivea. Número 2

Caja de Nivea: Proceso paso a paso

Así queda nuestra caja de Nivea de siempre. En este caso es una caja antigua que encontré. Pintarla es una recreación de azules y blancos y un ejercicio de enmascaramiento con goma. Si estás empezando, comprenderás lo que son las capas en acuarela. Y si ya lo sabes casi todo, también entenderás algo, y es que muchas veces, en la sencillez de las líneas y los colores está el verdadero arte que trasciende. El diseñador de esta caja con estas letras y colores lo sabía.

Caja de Nivea - by Macarena Márquez

Material empleado:

Papel Guarro de gramaje 240g/m2. Grano grueso. 23x32.5 cm.

Líquido Enmascarador – Liquid Masking Film

Pinceles de goma para enmascarar – Gum Shaper

Acuarela en pastilla:

Azul Ultramar oscuro - Ultramarine Deep

Azul Ultramar claro - Ultramarine Light

Plata - Silver (para firmas)

Oro - Gold (para firmas)

Pinceles:


        Plano del 10, 12
        Redondos del 6, 4 y 2 
        Rigger

Caja de Nivea - Enmascarar

Caja de Nivea - Fase 1

Caja de Nivea - Fase 2

Caja de Nivea - Fase 3

Caja de Nivea - Fase 4

Caja de Nivea - Fase 5

  1. Pintar de azul ultramar claro todo. Para los que estén empezando, no tengan preocupación. La acuarela no entrará en los blancos enmascarados. Dejar secar perfectamente.
  1. Dar una nueva capa de acuarela azul ultramar claro mezclado con un poco de azul cobalto claro, pero ya no lo se pintará toda la superficie, dejaremos la franja de azules que en el modelo final se ve más clara sin pintar. Dejar secar
  1.  Dar una nueva capa de acuarela azul ultramar bien saturado de pigmento hasta llegar a la segunda franja más clara. Es la forma de conseguir volumen. Seguiremos así hasta obtener los azules más oscuros, que están en la parte izquierda de la caja. Si observas bien el modelo, llegarás a lo mismo aproximadamente. Se trata de enseñar-aprender. Después, si te estás iniciando, pintarás una nueva caja libremente, imprimiendo tu sello en esta acuarela y en cuantas hagas. Pero primero hay que aprender a dar capas. Los oscuros son muy difíciles de conseguir en Acuarela, casi más que los claros y las transparencias. Si la acuarela no se aplica bien, cuando hemos dado cuatro capas empiezan a salir las fibras del papel. Entonces, nuestros oscuros, lejos de brillar o de mostrar profundidad o sombras, aparecerán blanquecinos. Oscuro no quiere decir sin color, o sin brillo. Quiere decir que recibe menos luz, sólo eso. Si el objeto es azul, como sucede en esta caja, seguirá siendo azul. Más oscuro. Pero azul. No utilices el negro para oscurecerlo.
  1. Una vez bien seco todo, procedemos a levantar el enmascaramiento. Lo haremos con la yema de los dedos, para no estropear la rugosidad del papel con las uñas, o tirando de un extremo con cuidado. Si la goma de enmascarar está bien aplicada, saldrá fácil. Aunque también tengo que decir, que mientras más rugoso sea el papel, más difícil de levantar.
  1.  El siguiente paso es matizar los blancos, que serán más blancos en donde hay más luz, y menos en donde hay menos. Esta cuestión, que parece muy simple, muchas veces se olvida.
  1. Por último, firmaremos. Sobre la firma habrá post. Es muy importante. En este caso no he querido restar importancia a los azules de la caja estrella, por eso he firmado con acuarela metálica, a excepción del pequeño punto rojo, que es seña.

 

Gracias a NIVEA por mantener inalterada la línea visual de este producto, acerca del cual nos preguntaban nuestros padres al ir a la playa: ¿Te has puesto la Nivea?, en vez de preguntarnos: ¿Te has puesto la crema?

Esto es un homenaje a su dibujo, a sus letras y a sus azules. Una recreación con acuarela de un bote que sigue estando presente en la vida de todos desde que nació. Creo en estos azules y en esta simplicidad, en su inmanencia.

Me he valido de ello en el post anterior para explicar por qué enmascarar los blancos del papel. Y ahora, también lo haré, para explicar las bondades de la acuarela en monocromo y lo que significan las capas para dar volumen a nuestra acuarela. Os pongo las imágenes del proceso para que lo podáis llevar a la práctica, aunque seais principiantes.

Una vez enmascaradas letras y líneas blancas, estos son los pasos:

Espero que os haya gustado este ejercicio.

Gracias a Nivea por su obra de arte.

 

Si quieres suscribirte a este blog, envía un correo a:

macuarela20@gmail.com 


Macarena Márquez Jurado

www.macuarela.com

Novela:La Cuestión 106

Novela: Con dos Rombos

El Fantasma de Cervantes

Blog: The places artists loved

Enmascarador de Acuarela ¿Por qué tapar los blancos?

El bote de Nivea. Número 1

El líquido enmascarador para acuarela es un producto de goma líquida que sirve para reservar algunos blancos. De ese modo podemos aplicar con facilidad los colores sin temor a que determinadas líneas, letras, o claros se manchen.

Material empleado:

Papel Guarro de gramaje 240g/m2. Grano grueso. 23x32.5 cm.

Líquido Enmascarador – Liquid Masking Film

Pinceles de goma para enmascarar – Gum Shaper

 

Macuarela www.macuarela.com
NIVEA BOTE VINTAGE FASE 1. Enmascarador - www.macuarela.com

 No siempre hay que utilizarlo para reservar el blanco del papel. A mí me gusta, y recomiendo también, trabajar con los pinceles a pulso, esto es, deslizando con cuidado y precisión el pincel cargado de acuarela sin tener por ello que entrar en donde no quiero.


Pero esto no siempre es fácil, y, además, a veces es muy recomendable utilizar el enmascarador. Lo hago en el caso que las líneas sean muy finas, si hay letras en mi acuarela, o espuma de olas, en rostros de acuarela clásica – puntos de luz en los ojos, por ejemplo-, también en los follajes de bosques, cuando queremos cuidar el pequeñísimo haz de sol que se cuela entre hojas y ramas.

Podemos utilizar muchas marcas, y los hay de varios colores. A mí me gusta el enmascarador de color gris, porque es neutro y no interfiere con el resto de colores en uso. Pero es indistinto utilizar enmascarador verde, rosa o anaranjado, ya que, cuando acabemos de pintar, lo quitaremos. Por tanto, elige aquel con el que trabajes cómodamente. Al principio hay que probar las distintas marcas y colores, hasta dar con la tuya.

Tengo que decir que es un producto necesario y de resultados muy impactantes cuando lo utilizamos las primeras veces, pero que tiene dos características. La primera es que huele muy mal. Si puedes, abre la ventana cuando lo uses. Y la segunda, estropea bastante los pinceles de acuarela, muy delicados y de precio considerable. Por eso, yo siempre recomiendo, o bien utilizar pinceles de caucho, los podéis ver en la foto, o bien dejar un par de pinceles solo para este uso.

El secreto de este recurso está en coger producto como si fuera pintura, aplicar, y no intentar alargar la pincelada, porque se seca rápidamente y se hacen pequeñas bolas de goma, sino que hay que meter continuamente el pincel en agua y lavarlo, secarlo para retirar los pequeños reductos de goma seca, y volver a cargar con mascara. Esto continuamente. Lo mejor es que probéis para comprender el proceso. Entenderéis a la primera lo que digo.

Recordad que, en las acuarelas, el blanco del papel -al menos para los puristas-, es la luz. Y, en principio, sobre todo cuando estamos aprendiendo, lo mejor es no utilizar blancos para aclarar. Como digo, se aclara con agua, y el blanco es el del papel.

Una vez secas nuestras reservas, habremos conseguido una película de goma sobre la que no entrará ni el agua ni la acuarela. Y podremos trabajar con los colores sin peligro.

En este caso los azules entrarán por encima de las letras. Os muestro la fase 2 en la siguiente foto.

https://www.macuarela.com/2020/08/enmascarador-de-acuarela-por-que-tapar.html
NIVEA BOTE VINTAGE FASE 2 - www.macuarela.com

Una vez finalizado el trabajo, con la yema de los dedos perfectamente limpias- retiraremos la máscara cuidadosamente.

Aconsejo utilizar el enmascarador para trabajos de diseño, y también para acuarelas como ésta en que hay mucha letra y líneas finas.

Enel siguiente post, verás cómo queda.


http://www.macuarela.com


Macarena Márquez

Novela: La Cuestión 106

Novela: Con dos Rombos

 

 

Cómo pintar un FUTBOLISTA con Acuarela en 15 pasos. Toni Moya. Atlético de Madrid.

Pintar futbolistas con acuarela es pintar coordinación, colorido, movimiento. Todo en torno a una esfera. Macarena Márquez


Para pintar un boceto de este futbolista del Atlético de Madrid: Toni Moya, empezamos dibujando un boceto de forma muy simple, sin detalles, captando su fuerza de movimiento y al mirar la pelota. Lo único que hay que tener bien definido desde el principio son las rayas rojas y blancas y el resto de blancos del papel.
 
El lápiz debe ser un H, ya sea en la forma clásica o en portaminas. El modelo que os dejo tiene lectura de arriba abajo y de izquierda a derecha.



Material utilizado para pintar este boceto:

Papel Fabriano: 14,8 x 21 cms. de gramaje 160 g/m2 O cualquier otro papel de grano fino.

Pinceles: Redondos del 6, 4, 2 y un Rigger para delinear.

Lápiz o portaminas: H

Enmascarador para blancos

Pincel de goma de punta fina para el enmascarador. No utilizar el pincel de pelo, pues este líquido de enmascarar estropea el pelo. Hay buriles diseñados para esto.

Acuarela:

·         Amarillo cadmio oscuro – Cadmium Yellow Deep Hue

·         Ocre Amarillo - Yellow Ochre

·         Siena Tostada - Burnt Sienna

·         Rojo de Cadmio - Cadmium Red

·         Carmín de Alizarina – Alizarín Crimson

·         Azul Ultramar - Ultramarine Blue

·         Gris Payne - Payne’s Grey

 

Toni Moya. Atlético de Madrid. Pintar un futbolista con Acuarela Paso a Paso


Acuarela Paso a Paso. Proceso


 

1. Con enmascarador cubrir todo aquello que vaya a quedar blanco siguiendo el esquema: Algunas rayas blancas finas, el recuadro de la publicidad, el logotipo de la marca, el número, el balón etc. En donde pongamos enmascarador, la acuarela no entrará.


2. Con un pincel redondo del 4, dar una aguada mezclando Rojo de Cadmio muy rebajado con una punta de Azul ultramar en las zonas de piel: rostro, piernas y brazos. Dejar secar perfectamente.


3. Con un pincel redondo del 6, pintar las zonas más oscuras de las rayas blancas. Hacerlo con azul ultramar rebajado. Son las zonas de la derecha inferior de la camiseta. Dejar secar muy bien.


4. Pintar el pelo con Siena Tostada mezclado con Azul Ultramar. Mezclar en la paleta hasta conseguir un tono pardo. Con ese mismo tono pintar la cuenca de los ojos, la boca y oscuros del rostro. No hay que definirlos mucho. Se trata de un boceto.


5. Pintar las sombras de brazos, manos y piernas con un segundo nivel de acuarela. Mezclar para ello Rojo de Cadmio con un poco de Azul Ultramar. Seguir el esquema.


6. Pintar con Rojo de Cadmio bien cargado las rayas rojas de la camiseta y la primera capa de las medias.


7. Pintar con un anaranjado las zapatillas de deporte.


8. Pintar la primera capa del pantalón con Azul Ultramar bien cargado.


9. Dar profundidad a las rayas rojas y volumen a los calcetines aplicando una segunda capa en algunas zonas, según muestran las fotos. Esa segunda capa será una mezcla de Rojo de Cadmio con bastante Carmín de Alizarina. Con ello daremos intensidad a nuestro rojo sin agrisarlo.


10 Pintar oscuros de las zapatillas y del resto de zonas que lo requieran con un gris que se realizará con: Agua+Azul Ulltramar+Una punta de Siena Tostada.


11 Pintar los oscuros del pantalón con una nueva capa de Azul Ultramar, pero sólo en las zonas oscuras.


12 Pintar con Gris Payne rebajado los cordones y algunas líneas del boceto, por ejemplo, en el pelo.


13 Cuando todo esté seco, podemos levantar el enmascarador con la yema de los dedos, nunca con la uña. Quedarán los blancos del papel.


14 Ahora podremos escribir marcas o lo que queramos en los recuadros de la camiseta.


15 Si os ha quedado más o menos bien, podéis firmar. Siempre poniendo a quien hemos recreado, en este caso a Toni Moya, futbolista del Atlético de Madrid.

 

Espero que hayáis disfrutado. En próximos posts pintaremos bocetos de futbolistas de otros equipos. No sólo porque hay muchas aficiones, también porque es la forma de trabajar toda la gama de colores en sus equipamientos. Y también la fuerza, el cuerpo en movimiento.

Si quieres suscribirte a este blog, envía un correo a:

macuarela20@gmail.com 


Macarena Márquez Jurado

www.macuarela.com

Novela:La Cuestión 106

Novela: Con dos Rombos

El Fantasma de Cervantes

Blog: The places artists loved

Qué es un pincel Rigger

Qué es un pincel Rigger

El RIGGER es un pincel muy conocido por los acuarelistas. Sirve para filetear, o hacer líneas finas, sin necesidad de levantar la mano a medio trazo para cargar de color el pincel. Si queremos hacer una línea de trazo extenso y utilizamos un pincel de mechón estándar, no nos quedará más remedio que recargar varias veces nuestro pincel. El recorrido que describirá nuestro trazo será intermitente, y, es probable -siempre que esa no sea nuestra finalidad-, que la línea se distorsione. Para que no suceda eso nace el rigger.

Pintar gatos con Acuarela
Rigger - Los bigotes de Menta - Gato negro con lazo rojo

La palabra Rigger viene del término inglés: Rigging. El Diccionario de Cambridge lo define como: the ropes that support and control a ship’s sails, lo que en castellano se traduce como: las cuerdas que sostienen y controlan las velas de un barco. Pero, en navegación, el cordaje también hace alusión a las cuerdas de los pasamanos, las barandillas y un gran número de elementos que tienen, todos ellos, un denominador común: Son largos. Esto lo explico porque es imposible saber el origen de las cosas si no empezamos por los conceptos. El Rigger no se llama rigger de forma aleatoria.

Examinada la palabra, vayamos a la historia y a los conceptos.

En el siglo XVIII, sobre todo a partir de mediados de siglo, se ponen de moda los viajes culturales. El pintor sale del estudio de una forma plena. 

Pero no se llevan el estudio de pintura encima incluida la mesa, la silla y las cajas. Lo que transportan son sus papeles, pigmentos y aglutinantes: acuarelables. Y, por supuesto, los pinceles. El pincel es al pintor, lo que la pluma fue al escritor, o el cincel a aquel que esculpe. En Europa, los pinceles se comenzaron a fabricar, de forma artesana precisamente cuando se ponen de moda estos viajes. Alemanes, franceses e ingleses se inician en este arte de la fabricación del pincel. En España, Josep Escoda y Roig, junto con su mujer, Rosa Sabatés, empieza a fabricar, también de forma artesana, pinceles, que se venderán en todas las droguerías de Barcelona. También en Girona o Tarragona. Mediante una red de representantes, los iría introduciendo a lo largo de toda la geografía española. Hago referencia a esto porque, hasta llegar a este punto, acuarelistas y pintores tenían que comprar siempre pinceles alemanes o ingleses.

En cuanto a estos últimos, los ingleses, grandes aficionados a la pintura al exterior, aprovecharon bien el hecho de ser fabricantes de los mejores pinceles del mundo. Y también se beneficiaron de la calidad y versatilidad de los pigmentos que les llegaban desde sus colonias. Llegaban a todos los puertos de mar.  Allí, al exterior, cuando querían pintar cuerdas, aparejos, y el maremágnum de líneas apuntando al cielo de las velas de los barcos, empezaron a utilizar este pincel fino de cerdas largas, llamado Rigger. Si pensamos en un puerto de mar del siglo XVIII o XIX, incluso del XX, nos vendrán imágenes de barcos con las velas recogidas, y una marea de líneas apuntando hacia arriba, tensas, o inclinadas, pero casi siempre largas.

La pregunta que entonces y también ahora nos podríamos hacer sería ¿Por qué seleccionar un pincel de mechón largo y fino como el Rigger, antes que otro de pelo corto de las mismas características para pintar los cordajes de los barcos?

Lo bueno del Rigger es que no hay que recargar pintura en mitad de una línea. Con un pincel igual, pero de mechón corto, nos quedaremos sin carga de acuarela a mitad del proceso, y, si estamos pintando una cuerda de un barco de vela, quedarán rotas, temblorosas -que no es lo mismo que destensadas-, nada parecido a lo que son.

Pinceles Rigger

Aterrizando en nuestro momento, actualmente, Scoda fabrica los rigger con pelo de oreja de buey claro. El mechón es extralargo, y los mangos son extracortos, entre 2.5 y 4 cms. De esta forma, tendremos mucho más control en nuestras líneas. No hay que olvidar que el largo de un mango de pincel es muy importante a la hora de pintar. Los mangos largos se fabrican para pintura de caballete, cuando el pintor separa el pincel de su cuerpo para pintar. El mango corto es para pintura sobre mesa. Cuando nos sentamos y pintamos a pocos centímetros de nuestra cabeza, resulta muy fácil sacarse un ojo con un pincel largo. Es muy importante saber comprar y conocer por qué compramos una cosa u otra. El mango extracorto del Rigger -aunque también los hay de mango corto-, es el más indicado para el equilibrio de fuerzas que existe entre: Nuestro carácter, nuestra mano, nuestro pincel y nuestras pinceladas.

Con todo, el Rigger no solo sirve para pintar cuerdas de barcos. También es muy útil cuando lo que pintamos son líneas de bosque, de paisaje, horizontes desérticos, marítimos, arboledas de invierno, paisajes urbanos, cables, tuberías, líneas de carretera, bordillos en el asfalto, ventanas. Y también los bigotes de una gatita como ésta: Menta.

Si quieres suscribirte a este blog, envía un correo a:

macuarela20@gmail.com 


Macarena Márquez Jurado

www.macuarela.com

Novela:La Cuestión 106

Novela: Con dos Rombos

El Fantasma de Cervantes

Blog: The places artists loved















ENTRADAS

La montaña de Cézanne que Picasso amó: Sainte-Victoire.

En el verano de 2021 fui a comprobar la fascinación que Cezanne sentía por la montaña Sainte-Victoire, hechizo que llevó a Picasso a comprar...