Acuarela`s News - La formación de un nuevo océano en Afríca

Para un pintor cualquier cosa es materia susceptible de ser pintada. Más la Tierra.  Al fin y al cabo, viajamos en una bola de fuego con moqueta vegetal. Macarena Márquez.

Que El Gran Valle del Rift, en África, como consecuencia de la tectónica de placas crece unos 7 mms al año, es algo que no es nuevo, pero sí lo son los estudios realizados por un equipo de la Universidad de Potsdam y publicados en la revista Nature Communications:

Al parecer, la placa Victoria, que se encuentra en el centro de la Y que dibuja el rift, rota en sentido contrario al resto de placas de la zona, y eso hace que la rotura acabe poniendo en marcha la formación de un nuevo océano. África se separa, dejando un océano en formación. Será dentro millones de años si sigue el ritmo actual. 
Mientras tanto, es observable la rotura de la tierra. Impresiona, aunque faltan millones de años, pero es extraordinario comprobar, viendo lo que sucede, cómo se ha formado nuestro planeta. En la base está la antigua Pangea y la tectónica e placas.


<alt="Gaspar David Friedrich"/>
El valle del Rift - África
www.macuarela.com

El nivel de rotura del continente es lentísimo y no entra en nuestros parámetros de tiempo, faltan cientos de millones de años, pero es ilustrativo de cómo fueron los orígenes de los continentes en que vivimos. Por eso me decidí a pintar esta noticia. Para ello he empleado:

  • Papel de 14,8 x 21 cm. Gramaje: 160 gr/m2
  • Gouache Blanco
  • Pastillas de Acuarela

Ocre amarillo – Yellow Ochre

Siena Tostada – Burnt Sienna

Sombra Tostada – Burnt Umber

Naranja deCadmio - Cadmium Orange

Azul Ultramar- Blue Ultramarine

Ultramar Francés - French Ultramarine

Verde de Hooker – Hooker`s Green

  • Pinceles:

Redondos del 5, 10, 4, 2, 1

Serie 7

  • Pilot Liquid Ink:

         Num. 0.2 y 0.5


 El proceso ha sido dar una aguada grisácea de tonos ocres para cielo y fondo. De ese modo he restado importancia y nitidez a lo que no la tiene. A continuación, he enmascarado la pequeña figura que observa el fondo de la fractura. Después he pintado con sienas y sombras la primera capa del rift, dejando pequeñas aperturas de blanco entre las masas de color, lo que supone un recurso efectista de gran impacto.

 He dejado secar bien. Después he aplicado pinceladas verticales más oscuras con sienas y azules, muy saturados de pigmento. Esta combinación da como resultado un tono pardo, negruzco. He vuelto a aplicar estos oscuros en la zona más profunda del rift para dar altura a la persona que observa. Por contraste. Es el mismo efecto que ya utilizó un pintor del romanticismo alemán, Caspar David Friedrich. Recomiendo a todos los acuarelistas observar la obra de este artista alemán. Sus recursos efectistas han sido copiados por múltiples pintores a lo largo de la Historia del Arte. Te preguntarás cuáles son esos efectos. El más utilizado es el de contrastar figuras muy pequeñas ante grandes inmensidades. En el primer plano se pinta un hombre de espaldas, por ejemplo, de proporción mínima, y al fondo un atardecer inmenso en que los árboles son veinte veces la medida del hombre y el cielo mucho más grande que la tierra. O al revés, dependiendo del motivo. Con ello, Friedrich quiso poner en evidencia la pequeñez humana frente a la Naturaleza. Se trata de una pintura alegórica y metafísica. Y ese es el recurso que yo, humildemente, he utilizado para plasmar esta noticia.

Con un pincel de núm. 5, he abocetado ciertos árboles del fondo. He levantado la máscara y pintado mínimamente la figura que observa. Tal y como hacia Caspar David Friedrich. Enfrentándola a la grandiosidad de la brecha.

 Finalmente, con un bolígrafo de tinta líquida he dibujado ciertas líneas de contorno, pero no ciñéndome con exactitud, más bien saliéndome de las masas de color, para dar un aire más plástico, algo tormentoso, que refleja inestabilidad.

 La firma la hice con gouache blanco.

 Las noticias geológicas también son noticias. Para un pintor cualquier cosa es materia susceptible de ser pintada. Más la Tierra.  Al fin y al cabo, viajamos en una bola de fuego con moqueta vegetal.

 La obra de Caspar David Friedrich, la podemos contemplar repartida entre varios museos, entre ellos el Hermitage de San Petersburgo, la Gemäldegalerie de Dresde, la Nationalgalerie de Berlín o el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza de Madrid. En este último museo se encuentra La Mañana de Pascua, ilustrativa del efecto del que hablo.


Si quieres suscribirte a este blog, envía un correo a:

macuarela20@gmail.com 


Macarena Márquez Jurado

www.macuarela.com

Novela:La Cuestión 106

Novela: Con dos Rombos

El Fantasma de Cervantes

Blog: The places artists loved


Messi ¿Te vas? Noticias del día en Acuarela

Noticias en Acuarela y cómo pintarlas: El efecto del verde

En el apartado de noticias en acuarela, es imposible programar un post. Te levantas por la mañana, ves las noticias, y seleccionas. La selección no siempre va en el orden de importancia global, aunque puede coincidir. Muchas veces me atrapan por el colorido o el impacto visual. Al fin y al cabo, el ojo es el rey de los sentidos, si además lo has educado para mirar, es imposible sustraerse a los verdes, los rojos y los azules de hoy. La frase que me atrae de los titulares es: Messi se va. En todos los periódicos y cadenas de comunicación es: Messi se va o Messi abandona. Y yo tengo la duda, por eso la noticia del día la veo en forma de pregunta: Messi ¿te vas?

<alt="Efecto del verde"/>
Messi ¿Te vas? Macarena Márquez Acuarela

Ayer leí un artículo en el periódico La Vanguardia. Hablaba de un estudio realizado por Tim Nawrot, profesor de la Universidad Hasselt de Bélgica. Dicho estudio evidenciaba que los verdes, y sus entornos, están relacionados con las funciones cognitivas, siendo positivos para el desarrollo en la conducta y el intelecto de los niños de zonas urbanas.  A dicho estudio se puede acceder, y lo recomiendo por interesante. Está publicado en la revista Plos Medicine, y su titulo es:

PLOS MEDICINE: Espacio verde residencial e inteligencia y comportamiento infantil en áreas urbanas, suburbanas y rurales en Bélgica: un estudio de cohorte de nacimiento longitudinal de gemelos

En él se puede ver cómo el nivel de verde ha podido ser medido gracias a imágenes de satélite. Y que esté nivel no solo hace referencia a parques y jardines de zonas socialmente favorecidas, sino en otras zonas, todas urbanas. La medición recogía también arbolados de calles y plazas y toda la vegetación en entornos urbanos. La muestra, realizada en gemelos, midió la inteligencia de 620 niños gemelos de edades comprendidas entre 7 y 15 años y forma parte de un estudio mayor sobre nacimientos múltiples, realizado en Flandes Oriental, Bélgica

Por eso, quizá, me he levantado nadando en verdes. Entiendo que un campo de futbol, desde un satélite, es una gran mancha verde dentro de una ciudad. Al ver la noticia de Messi, jugador del FC Barcelona, lo he recreado a la manera de pintores como Caspar David Friedrich, genio del romanticismo alemán que situaba pequeñas figuras en el primer plano ante fondos de vértigo, para poder evidenciar el contraste entre el hombre y la naturaleza. La grandeza de la naturaleza frente a la pequeñez del hombre, que la admira. Un concepto muy del romanticismo. Así he querido reflejar a Messi: Su figura muy pequeña abajo, frente a la inmensidad verde del campo de futbol.

Material empleado:

Papel Sketching Paper de Talens. 29,7x21 cm. Gramaje: 90 gr/m2

Pastillas de Acuarela

Amarillo de Cadmio – Cadmium Yellow pale

Naranja de Cadmio - Cadmium Orange

Ultramar Francés - French Ultramarine

Azul Ultramar - Blue Ultramarine

Verde Windsor - Windsor Green (Blue Shade)

Verde Sap – Sap Green

Rojo Carmesí – Crimson

Rojo Coral – Coral Red

Azul Cerúleo - Cerulean Blue

Azul Ultramar – Ultramarine Blue

 

Pinceles:

    Redondos del 4,2,1

    Paletina del num.35

Proceso. Messi: Acuarela paso a paso

  1. El proceso ha sido dibujar muy pequeña la silueta de Messi abajo.
  2. Enmascarar el número 10 y su nombre
  3. Pintar azules y rojos, más intensos en la parte de la derecha para resaltar luces y sombras, aunque no excesivamente, ya que es un boceto de noticia, algo más cercano a la ilustración que a la acuarela clásica
  4. Dar una aguada de verdes con la paletina más grande que tengáis a mano. Para pintar en este tipo de papel, concebido más bien para dibujar, hay que ser rápido. Pero, precisamente por eso lo he seleccionado, para no poder detenerme en detalles.
  5. Cuando secó la aguada, con un gotero, dejé caer gotas de agua limpia sobre el verde y las dejé secar, podéis comprobar el efecto.
  6. La firma la hice en forma de balón.

Os animo a pintar futbolistas. Reúnen todo lo que un pintor necesita: El cuerpo humano, la expresión (reflejan todas), el movimiento, el colorido en las vestimentas, luces en los campos, fondos, masas de gente, cielos… ¿Qué más se puede pedir?

Te guste o no te guste el futbol, pinta futbol. Aprenderás.

Si quieres suscribirte a este blog, envía un correo a:

macuarela20@gmail.com 


Macarena Márquez Jurado

www.macuarela.com

Novela:La Cuestión 106

Novela: Con dos Rombos

El Fantasma de Cervantes

Blog: The places artists loved

Pintar a partir de una fotografía

(…) Este sueño, en que la naturaleza había aprendido del arte, en que yo deseaba, en que creía abordar lo imposible, me parecía haberlo tenido ya a menudo (…)

Marcel Proust - A la recherche du temps perdú - El mundo de Guermantes - Tomo III - Primera parte 

Hay veces en que llegas a un lugar, y no sabes si ha sido antes el lugar, o el texto que alguna vez leíste. En este caso, el lugar es un camino cualquiera de acceso a la playa en Marbella (Málaga). El pequeño sendero me recordaba tanto a algo que había leído en la obra: En busca del tiempo perdido, de Marcel Proust, que lo llamamos “El camino de Swan”. Después vino la foto. Es una foto sencilla, sin alardes, que quedó en el archivo fotográfico y en el de mi cabeza.

Al regresar a Madrid, lo pinté para una exposición dedicada al autor francés. Primero hice un preparatorio, que fue anterior al óleo que vino después. Y después un segundo óleo.

Por el camino de Swan - Acuarela - Macarena Márquez

Sendero de la Playa de Cancelada - Marbella - Málaga - Spain



Material empleado:

Papel de acuarela de poco gramaje

Acuarela en pastilla:

Amarillo de Cadmio – Cadmium Yellow pale

Naranja de Cadmio - Cadmium Orange

Naranja Transparente - Transparent Orange

Rosa Permanente - Permanent Rose

Carmín de Alizarina - Alizarin Crimson

Ultramar Francés - French Ultramarine

Azul Ultramar - Blue Ultramarine

Verde Windsor - Windsor Green (Blue Shade)

Siena Tostada - Burnt Sienna

Violetas: Violeta de Cobalto, Violeta Azulado.

Pinceles:

Redondos del 12, 8 y 6

Planos de 24 y 12

 

Observaciones del proceso:

Todos los grises están hechos con Azul Ultramar y Siena Tostada como base. Más azul que Siena. En ocasiones se puede añadir a esta mezcla un poquito -mínimo por su poder de tintada- de Rosa Permanente. Es lo que da la tonalidad de las palmeras del fondo.

Primero se pinta la aguada del cielo, y cuando está completamente seca, empezamos a dar capas. El orden en este caso es de más claro a más oscuro superponiendo capas.

Os recomiendo pintar a partir de esta foto sin copiar los tonos exactamente. El proceso interesante está en cambiar colores y lugares hasta llegar a algo totalmente distinto de lo que os muestro aquí. Si alguien quiere mandarme el resultado lo puede hacer.

Ahora os sigo hablando de esta acuarela por si os sugiere algo lo que digo. Lo hago para indicar que una cosa es pintar a partir de una foto, eso se ha hecho siempre desde que existen, y otra calcar. El efecto fotográfico en una acuarela puede hacer de nuestras composiciones algo manido, con efecto postal mala -las hubo y hay muy buenas-, lejanas al carácter que toda obra artística requiere. Todo tiene su hueco, el fotógrafo aporta cosas a su técnica, y el pintor hace lo mismo. Sus técnicas son diferentes, y sus aportaciones únicas. Esa esencia de “único” falta a veces en copias y re-copias que observo en el universo “en red dado”.

Cuando pintamos a partir de una foto, es interesante alejarse de ella. De los contornos y colores, incluso perspectivas y puntos de vista. Así aportaremos algo. En el mundo del arte todos bebemos unos de otros. Eso es una cosa, y siempre ha sido así. Y otra cosa es no aportar novedad, esencia.

En este caso concreto, en que la acuarela es un preparatorio para un cuadro mayor, quise plasmar un momento del día que es ingrávido de luces como el atardecer, o quizá un amanecer estival muy temprano, cuando aún es de noche, pero ya empiezan a distinguirse ciertas tonalidades. Todo en ese camino me recordaba textos de la obra de referencia. Sin embargo, siempre iba por el sendero a mediodía, a horas centrales de calor, que jamás tienen los millones de registros de luz que los extremos del día. Nunca pasé por allí -al menos no por ese camino concreto de la Playa de Cancelada-, ni al atardecer ni al amanecer. Aunque era un camino que me acompañaba. Es decir, que, aunque yo no iba por el bautizado “Camino de Swan” malagueño a las horas perfectas de luces, el camino se venía conmigo siempre hasta que lo pinté. Hice dos versiones más, en óleo. Muy diferentes cada una. 

El resultado del preparatorio en acuarela fue este. Una ensoñación proustiana en que he recolocado objetos, palmeras y colores, luces, para entrar en batidora artística y dar como resultado esta acuarela, que más que un lugar refleja un estado singular.

Gracias a Marcel Proust, al que leí sus 7 tomos varias veces.

Si quieres suscribirte a este blog, envía un correo a:

macuarela20@gmail.com 


Macarena Márquez Jurado

www.macuarela.com

Novela:La Cuestión 106

Novela: Con dos Rombos

El Fantasma de Cervantes

Blog: The places artists loved

Justin Townes Earle

Noticias en Acuarela: 24 de Agosto de 2020

Looking for a Place to Land. Justin Townes Earle.

Hay veces en que no se programa el post de acuarela. Salta una noticia, y sencillamente pintas. Esa forma de pintar es vertiginosa, atemporal, llega a suspenderte como si no hubiera más mundo que el del pincel que te lleva. Porque no llevas tú al pincel. Es el pincel el que te arrastra cargado de acuarela líquida. Imposible en este caso pintar con pastillas, con tubos, ni con lápices acuarelables. La pasión es líquida. Y rápida.


<alt="acuarela musicos Justin Townes Earle"/>
Justin Townes Earle


Por eso, escuchando la música de Justin Townes Earle, Nashville (EE. UU.) que, desde hoy es leyenda, he cambiado el orden de los factores, esa propiedad conmutativa que en arte no existe. Y menos en acuarela, en la que el orden de los factores altera sustancialmente el producto.

Queda una voz, atmósferas azules con terciopelos carmesí, maderas anaranjadas de guitarra, pajaritas y sensibilidad musical. Música grande. Música.

Me encantaría explicar el proceso de esta acuarela paso a paso, pero es uno de los casos en que no hay paso a paso, sino un paso rápido e intenso cargado de escarlata y cerúleos. Es una forma de pintar algo irracional, en la que el único barco y remos que te agarran al mundo son el papel y los pinceles, algo rápido e intenso que te deja después sin fuerzas durante un rato bueno inexplicable. Le sucede a la mayoría de pintores algunas afortunadas veces. No sé si el hecho de pintar se puede pintar, si eso es factible calcaréis esta acuarela sin problema alguno. Ni yo misma comprendo lo vertiginoso del proceso y el por qué de los colores de la piel, por ejemplo, esos cerúleos con ultramar. 

Material empleado:

Papel Guarro de poco gramaje de modo que la acuarela fluya

Acuarela líquida

Pinceles: Redondos del 12, 8 y 6

Justin Townes Earle, a pesar de su juventud, 38 años el día de su fallecimiento, es un músico que retrotrae a otros tiempos. Quizá por ser hijo de su padre, el cantante de country y de rock: Steve Earle. Es decir, que la leyenda es hija de la leyenda. Steve, el padre, obtuvo el premio Grammy al Mejor Album de Folk Contemporáneo por The Revolution Starts Now. Fue en 2005. Al margen de su inigualable carrera como músico, también dará vida a Walon en la serie de HBO: The Wire. Es el cantante que interpreta el tema: Way down in the hole, de Tom Waits. Dicho tema ilustra musicalmente los títulos de crédito de su última temporada.

Pero eso era el padre. Al margen de ser hijo de quien era, Justin consiguió trascender la filiación, y, a pesar de nadar en la tradición más clásica de country, rock o blues, el cantante nacido en Nasville, como tal, ha obtenido su lugar concreto. Su música está cargada de lirismo. Trasciende lo tecnológico, es muy auténtica, sale de una verdad sin aderezos. Con sus esquirlas de ejecución. Como bien expresó Michelangelo Buonarroti, hay que quitar a la piedra lo que le sobra para que emerja la obra de arte. La belleza está ahí, dentro de la piedra. Eso es algo que le sucede a la voz y a la forma de interpretar de este cantante, repleta de belleza, a la que no ha dado tiempo, al menos de una forma acabada, de emerger, pero que está ahí, dentro, que se puede percibir al escucharlo. Que queda y permanece porque es anterior al producto.

No hay más que escuchar sus temas: Looking for a Place to Land, o Midnight at the movies (2009). En el caso de Justin, no se acierta a saber quién importa más, si el cantante, el tema o su guitarra acústica. Porque la guitarra acústica es él mismo, sus canales de expresión junto con su voz dulce. Me remito al tema: Turn Out My Lights, en el que, a dicha voz y a su guitarra, se une en perfecta sintonía la armónica.

Pintar la música, a los músicos y sus sintonías, es algo que siempre ha sucedido. Y es que el oído y la vista son sentidos estrechamente vinculados. La acuarela rápida de Justin, en la transparencia de su rostro -tranquilo-, en los tonos azulados de sus manos, del micrófono que lleva sus notas, o de su pajarita, en todo ello nos está hablando de su permanencia, de su inmortalidad. El arte, cuando lo es, trasciende.

Justin era un cantante folk, country. Perfecto en su imperfección. Como dijo Frances Bacon: No hay belleza sin algo extraño en sus proporciones.


Si quieres suscribirte a este blog, envía un correo a:

macuarela20@gmail.com 


Macarena Márquez Jurado

www.macuarela.com

Novela:La Cuestión 106

Novela: Con dos Rombos

El Fantasma de Cervantes

Blog: The places artists loved


ENTRADAS

La montaña de Cézanne que Picasso amó: Sainte-Victoire.

En el verano de 2021 fui a comprobar la fascinación que Cezanne sentía por la montaña Sainte-Victoire, hechizo que llevó a Picasso a comprar...